Ideas a tener en cuenta durante el periodo de adaptación al cole


Nos encontramos en unas fechas en las que los niños pasan por diferentes fases en su rutina diaria. Por una lado, el cambio que supone para ellos el regreso al cole, y por otro lado, el periodo necesario que necesitan para adaptarse a la nueva rutina.

Hay que tener en cuenta los siguientes consejos para que el periodo de adaptación al cole se note lo mínimo posible:

Ideas a tener en cuenta durante el periodo de adaptación al cole.– Los nuevos horarios tienen que ser respetados de forma regular (para levantarse, madrugar, comer, cenar, actividades, entre otros).

– El horario de irse a dormir no puede variar de un día a otro. Es imprescindible que se duerma al menos 8 horas al día. Si no se cumple, puede afectar al rendimiento académico del alumno.

– Ciertas actividades que se realizaban durante el verano hay que ir dejándolas de hacer de una forma gradualmente. Vicios como chatear por Internet, videojuegos, etc.

-Con el paso de los días hay que incrementar el número de tiempo que se le dedica al estudio.

– La tranquilidad es fundamental en cada una de las tareas que se realice en la vida cotidiana, pero para eso es imprescindible una buena organización diaria.

– Con respecto a la alimentación, hay que seguir unos hábitos saludables adecuados.

– Etc

Puedes informarte de todas nuestras novedades en nuetra web: www.acesperanza.com

¿Cómo prevenir el estrés?


¡Buenos días a tod@s!

Éstos son algunos consejos que pueden ser de gran ayuda si quiere evitar que el estrés haga acto de presencia en su vida:

No trabajar siempre al límite de las posibilidades. Aprender a medir las fuerzas, para poder realizar todas tus actividades sin apresurarse.

– Tratar de ver el trabajo que se tiene que hacer y los fracasos como desafíos que le ayudarán a mejorar como profesional.

– Realizar un descanso, si se observa que se está estancado en la elaboración de un trabajo, y retomarlo más tarde.

– Aprender a delegar en los compañeros aquellas tareas que no se pueda acometer.

– No descuidar las horas de sueño, ni el tiempo para comer.

– Intentar no dejar trabajo pendiente, pues podría provocar más ansiedad.

– No subestimarse y confiar en las posibilidades personales.

Separar la vida personal de la laboral. Cuando se llega a casa, desconectar totalmente de los problemas de la oficina. El sosiego, la quietud y el reposo son la mejor receta para reducir el riesgo de padecer estrés.

– Practicar algún tipo de deporte.

¡Sonreír!

– Asumir que siempre urgen tareas no planificadas, que se incorporan a nuestro plan de trabajo.

– Debemos ser conscientes de las virtudes y limitaciones de cada uno. Conocer hasta dónde se puede llegar, y sobre todo, qué podemos llegar a hacer.

¡Un saludo a tod@s!