¿Marginado si no usas las redes sociales? ¿Te encuentras en esta situación?


Hoy día, parece que todo aquel que no usa las redes sociales es considerado como un “ser extraño” y que no está a la moda y a las nuevas tecnologías.

Esta exclusión conlleva una serie de connotaciones, y la que mas sale a la luz está vinculada a la marginación.

Muchos jóvenes que no hacen uso de estas herramientas o que la usan pero con poca asiduidad, llegan a sentirse excluido y marginado por sus amigos o personas que los rodea.

Son herramientas de comunicación porque “todo se mueve” en ellas o se prepara todo aquello que ocurre fuera de ellas.

El uso de las redes sociales, según un estudio del Centro Reina Sofía, también conlleva el riesgo de alejarse del entorno mas cercano (familiares, amigos íntimos, etc) favoreciendo relaciones mas artificiales o lejanas.

Por otra parte, una ventaja principal del uso de estas plataformas es que se pierde la timidez o la vergüenza, debido a la inexistencia de una relación cara a cara.

Finalmente, decir que cada uno es libre de elegir si usar o no las redes sociales, teniendo en cuenta los posibles efectos adversos y positivos que conllevan.

 

Ser partícipe en las Redes Sociales te abre puertas laborales


Buenas a tod@s!!

Ya es una realidad que muchas empresas se fijen en los perfiles sociales  (Facebook, Twitter, Linkedin) de las personas para decidir si forma parte o no de su empresa a la hora de un proceso de selección para un cargo concreto.

Estas herramientas siguen evolucionando con el paso de los años, aumentando el número de personas registradas.

Francisco Muñoz, director general de Infoempleo.com, y Encarna Maroño, directora de Servicio y Calidad de Adecco, están de acuerdo al afirmar la importancia de estas herramientas como vía para encontrar un empleo, pero como algo “complementario” a los ya conocidos portales de empleo.

Cada una de estas herramientas tiene unos roles muy específicos. Por ejemplo, Linkedin está destinada a ser una red social más de “tipo profesional” que el resto. Para perfiles laborales muy concretos, los encargados de Recursos Humanos de las empresas acuden a ella.

Por lo tanto, podemos extraer varias conclusiones de estos resultados. La principal es la de CUIDAR tus diferentes perfiles sociales.

Un saludo!!

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook, Linkedin , Google + y en nuestro Blog (WordPress)

twitter_facebook  iconmonstr-google-plus-3-icon-rojo linkedin

“Errores más frecuentes que debe evitarse a la hora de encontrar trabajo”


¡Buenos días a tod@s!

Muchas personas buscan trabajo durante un periodo de tiempo y, si pasado ese tiempo no lo han conseguido, se desaniman y abandonan la lucha. Llega a la conclusión de que es sencillamente imposible encontrar un puesto de trabajo.

Esta moral de derrota no favorece en absoluto la consecución de un posible empleo. Todos los candidatos habrán podido comprobar en alguna ocasión que algunos aspirantes sí encuentran trabajo sin demasiada dificultad y que incluso en ciertas ocasiones, los propios empresarios se quejan de no encontrar profesionales disponibles para ocupar un determinado puesto de trabajo.

Por tanto, un primer consejo para todo aquel que está a la búsqueda de un empleo sería: no dejarse desanimar por circunstancias adversas, seguir buscando y aprender de los propios errores que todos los candidatos cometen a lo largo de un proceso de selección de personal.

¡Un saludo a tod@s!

¿Cómo prevenir el estrés?


¡Buenos días a tod@s!

Éstos son algunos consejos que pueden ser de gran ayuda si quiere evitar que el estrés haga acto de presencia en su vida:

No trabajar siempre al límite de las posibilidades. Aprender a medir las fuerzas, para poder realizar todas tus actividades sin apresurarse.

– Tratar de ver el trabajo que se tiene que hacer y los fracasos como desafíos que le ayudarán a mejorar como profesional.

– Realizar un descanso, si se observa que se está estancado en la elaboración de un trabajo, y retomarlo más tarde.

– Aprender a delegar en los compañeros aquellas tareas que no se pueda acometer.

– No descuidar las horas de sueño, ni el tiempo para comer.

– Intentar no dejar trabajo pendiente, pues podría provocar más ansiedad.

– No subestimarse y confiar en las posibilidades personales.

Separar la vida personal de la laboral. Cuando se llega a casa, desconectar totalmente de los problemas de la oficina. El sosiego, la quietud y el reposo son la mejor receta para reducir el riesgo de padecer estrés.

– Practicar algún tipo de deporte.

¡Sonreír!

– Asumir que siempre urgen tareas no planificadas, que se incorporan a nuestro plan de trabajo.

– Debemos ser conscientes de las virtudes y limitaciones de cada uno. Conocer hasta dónde se puede llegar, y sobre todo, qué podemos llegar a hacer.

¡Un saludo a tod@s!

La “formación” y el “éxito” van unidos de la mano


¡Buenos días a tod@s!

Hoy queremos centrarnos en la importancia de la formación:

La formación, ya sea de una manera u de otra, lleva aparejada un intento de mejora de aquellos a quienes va dirigida; de un incremento de sus potencialidades, de sus habilidades, de sus aptitudes y características; entre otros.

Desde el punto de vista empresarial, se considera como el incremento del potencial de la empresa a través del perfeccionamiento profesional y humano de los miembros que la componen.

La formación es una fuente de ventaja competitiva. La satisfacción de las necesidades de formación de la empresa representa un incremento de las facultades del personal debido a la formación adquirida.

Para llegar a alcanzar estas metas, la empresa ha de relacionar sus objetivos generales, las necesidades propias de cada departamento, así como las demandas colectivas e individuales de los trabajadores.

Desde el punto de vista económico, los programas de formación impartidos por una empresa, son realmente una de sus más adecuadas inversiones.

La empresa que tiene un personal con un buen nivel de formación y que actualiza sus competencias con fórmulas nuevas que vayan apareciendo y que tengan relación con sus actividades, tendrá muchas posibilidades de superar sus problemas que aquellas otras que no dedican el relieve que efectivamente tienen las actividades formativas. La formación es inversión y no gasto.

Al mismo tiempo hay que tener en cuenta que el personal con una buena formación se siente más seguro de sí mismo, porque es consciente de saber resolver los problemas que le vayan surgiendo.

Espero que os haya servido. ¡Un saludo a tod@s!