Ideas a tener en cuenta a la hora de enfrentarse a los “temidos exámenes finales”


¡Buenos días a tod@s!

Nos encontramos en los días cruciales para muchos alumnos/as que se juegan todo un año de enseñanza a una sola carta. Para conseguir el éxito, os propongo una serie de ideas a tener en cuenta:

Hay que ser consciente que el cansancio se va notando debido a todo un año de estudios.

Conceptos como la “organización”, “motivación”, así como el “autocontrol” son muy importantes a la hora de tener un buen estado de ánimo.

Si el hábito de estudio aplicado durante todo el año ha sido fructífero, no idear ni cambiarlo para los exámenes finales. Lo que no es normal es aplicarlo solamente en estas fechas, porque los resultados lógicamente no serán los que uno quiere.

Para que exista un correcto aprendizaje de la materia, la comprensión se antoja fundamental. Si lo que vas estudiando lo vas comprendiendo al mismo tiempo, da lugar a dejar de lado posibles distracciones, aburrimiento, cansancio, así como pensar en otros temas. El diccionario, en este caso, es un instrumento básico del alumno/a.

Cuando hablamos de organización, hay que englobar al término rutina. La confianza crece cuando se fija un horario de estudio y una correcta organización de las tareas diarias. El periodo de descanso es fundamental para una buena recuperación, así podrás enfrentar con las mayores garantías posible el siguiente día

Un error muy común en la sociedad actual, es no dormir lo suficiente el día antes del examen. Es conveniente destinar ese tiempo a pasear, hacer deporte así como cualquier otra acción tranquila.

Espero que os haya servido, y que podáis tenerlo en cuenta a la hora de enfrentaros a los exámenes.

¡Ánimo y mucha suerte!

¿Cómo ir preparado a una entrevista de trabajo?


¡Buenas a tod@s!

Una persona, antes de acudir a una entrevista de trabajo, sabe que se va a enfrentar a una serie de preguntas. En tan poco tiempo debe de demostrar que está preparado para ese puesto de trabajo.

Los nervios pueden jugarte una mala pasada, así que empecemos por eliminarlos de nuestra cabeza. En este caso, el entrevistador suele comenzar con preguntas menos importantes para que después todo fluya en un clima de tranquilidad y sin nerviosismo.

Es muy importante no dar muchos detalles de nuestra vida o tiempo dedicado al ocio.

Hay que conocer la empresa o puesto de trabajo al que deseas acceder, ya que te preguntarán sobre el motivo por el que quieres trabajar ahí.

En la entrevista ha de primar por encima de todo la SINCERIDAD. Es muy común que seas preguntado por tus puntos fuertes y débiles. No intentar parecer un “DON PERFECTO”.

Mostrar en todo momento el deseo de ir creciendo poco a poco en esa empresa e ir adquiriendo mayores responsabilidades.

Una pregunta muy normal hará referencia a tu último puesto de trabajo, y el motivo por el que lo dejastes o quieres cambiar actualmente. En este caso hay que tener mucho tacto, por lo que nunca debes hablar mal de los antiguos jefes y compañeros, porque tu imagen quedaría retractada de una manera negativa.
 
Para terminar, decirte que tienes que mantener la calma en todo momento, y que ante cualquier pregunta mas complicada de lo normal, nunca dejes de mantener el contacto visual. ¡Muéstrate seguro!

Espero que os haya servido. ¡Un saludo a tod@s!