“Errores más frecuentes que debe evitarse a la hora de encontrar trabajo”


¡Buenos días a tod@s!

Muchas personas buscan trabajo durante un periodo de tiempo y, si pasado ese tiempo no lo han conseguido, se desaniman y abandonan la lucha. Llega a la conclusión de que es sencillamente imposible encontrar un puesto de trabajo.

Esta moral de derrota no favorece en absoluto la consecución de un posible empleo. Todos los candidatos habrán podido comprobar en alguna ocasión que algunos aspirantes sí encuentran trabajo sin demasiada dificultad y que incluso en ciertas ocasiones, los propios empresarios se quejan de no encontrar profesionales disponibles para ocupar un determinado puesto de trabajo.

Por tanto, un primer consejo para todo aquel que está a la búsqueda de un empleo sería: no dejarse desanimar por circunstancias adversas, seguir buscando y aprender de los propios errores que todos los candidatos cometen a lo largo de un proceso de selección de personal.

¡Un saludo a tod@s!

¿Cómo prevenir el estrés?


¡Buenos días a tod@s!

Éstos son algunos consejos que pueden ser de gran ayuda si quiere evitar que el estrés haga acto de presencia en su vida:

No trabajar siempre al límite de las posibilidades. Aprender a medir las fuerzas, para poder realizar todas tus actividades sin apresurarse.

– Tratar de ver el trabajo que se tiene que hacer y los fracasos como desafíos que le ayudarán a mejorar como profesional.

– Realizar un descanso, si se observa que se está estancado en la elaboración de un trabajo, y retomarlo más tarde.

– Aprender a delegar en los compañeros aquellas tareas que no se pueda acometer.

– No descuidar las horas de sueño, ni el tiempo para comer.

– Intentar no dejar trabajo pendiente, pues podría provocar más ansiedad.

– No subestimarse y confiar en las posibilidades personales.

Separar la vida personal de la laboral. Cuando se llega a casa, desconectar totalmente de los problemas de la oficina. El sosiego, la quietud y el reposo son la mejor receta para reducir el riesgo de padecer estrés.

– Practicar algún tipo de deporte.

¡Sonreír!

– Asumir que siempre urgen tareas no planificadas, que se incorporan a nuestro plan de trabajo.

– Debemos ser conscientes de las virtudes y limitaciones de cada uno. Conocer hasta dónde se puede llegar, y sobre todo, qué podemos llegar a hacer.

¡Un saludo a tod@s!