¿Cómo prevenir el estrés?


¡Buenos días a tod@s!

Éstos son algunos consejos que pueden ser de gran ayuda si quiere evitar que el estrés haga acto de presencia en su vida:

No trabajar siempre al límite de las posibilidades. Aprender a medir las fuerzas, para poder realizar todas tus actividades sin apresurarse.

– Tratar de ver el trabajo que se tiene que hacer y los fracasos como desafíos que le ayudarán a mejorar como profesional.

– Realizar un descanso, si se observa que se está estancado en la elaboración de un trabajo, y retomarlo más tarde.

– Aprender a delegar en los compañeros aquellas tareas que no se pueda acometer.

– No descuidar las horas de sueño, ni el tiempo para comer.

– Intentar no dejar trabajo pendiente, pues podría provocar más ansiedad.

– No subestimarse y confiar en las posibilidades personales.

Separar la vida personal de la laboral. Cuando se llega a casa, desconectar totalmente de los problemas de la oficina. El sosiego, la quietud y el reposo son la mejor receta para reducir el riesgo de padecer estrés.

– Practicar algún tipo de deporte.

¡Sonreír!

– Asumir que siempre urgen tareas no planificadas, que se incorporan a nuestro plan de trabajo.

– Debemos ser conscientes de las virtudes y limitaciones de cada uno. Conocer hasta dónde se puede llegar, y sobre todo, qué podemos llegar a hacer.

¡Un saludo a tod@s!

Ideas a tener en cuenta a la hora de enfrentarse a los “temidos exámenes finales”


¡Buenos días a tod@s!

Nos encontramos en los días cruciales para muchos alumnos/as que se juegan todo un año de enseñanza a una sola carta. Para conseguir el éxito, os propongo una serie de ideas a tener en cuenta:

Hay que ser consciente que el cansancio se va notando debido a todo un año de estudios.

Conceptos como la “organización”, “motivación”, así como el “autocontrol” son muy importantes a la hora de tener un buen estado de ánimo.

Si el hábito de estudio aplicado durante todo el año ha sido fructífero, no idear ni cambiarlo para los exámenes finales. Lo que no es normal es aplicarlo solamente en estas fechas, porque los resultados lógicamente no serán los que uno quiere.

Para que exista un correcto aprendizaje de la materia, la comprensión se antoja fundamental. Si lo que vas estudiando lo vas comprendiendo al mismo tiempo, da lugar a dejar de lado posibles distracciones, aburrimiento, cansancio, así como pensar en otros temas. El diccionario, en este caso, es un instrumento básico del alumno/a.

Cuando hablamos de organización, hay que englobar al término rutina. La confianza crece cuando se fija un horario de estudio y una correcta organización de las tareas diarias. El periodo de descanso es fundamental para una buena recuperación, así podrás enfrentar con las mayores garantías posible el siguiente día

Un error muy común en la sociedad actual, es no dormir lo suficiente el día antes del examen. Es conveniente destinar ese tiempo a pasear, hacer deporte así como cualquier otra acción tranquila.

Espero que os haya servido, y que podáis tenerlo en cuenta a la hora de enfrentaros a los exámenes.

¡Ánimo y mucha suerte!